General

Cálculos para emprender

tiendas / diciembre 29, 2019


Continuando con el tema de los cálculos necesarios básicos para emprender con relativa capacidad de éxito, es necesario determinar  tres aspectos adicionales a los ya estudiados (revisar el artículo Cálculos para emprender 1): Punto de Equilibrio; Capacidad de Producción y Beneficios (Retorno menos costos y gastos, también llamada Utilidad). 


1. Punto de Equilibrio:
El punto de equilibrio es cuando un emprendimiento logra cubrir sus costos y gastos por medio de la venta de sus productos o servicios, pero no producen beneficios aún, es decir, es justo cuando los ingresos alcanzan a los egresos.


Para poder calcularlo es necesario conocer los COSTOS UNITARIOS, LOS GASTOS (COSTOS FIJOS) y el MARGEN por producto (el llamado hasta ahora beneficio por producto, que es lo que se aspira ganar por el mismo, con la salvedad que en Venezuela tenemos una ley que lo limita, y por ello, debemos calcularlo en un 30% sobre los costos directos). 
Para simplificar la operación se emplea el cálculo con un solo producto, para saber como calcular el punto de equilibrio utilizando varios productos recomiendo el artículo: Punto de Equilibrio con Varios Productos. 




Una vez determinado el margen, podemos dividir ese monto entre el total de los gastos (costos fijos) para lograr obtener el mínimo de ventas requeridas para sostener: la Producción y los Gastos Operativos. 
El resultado es el número de unidades requeridas a producir. 
Sin embargo, esa hipótesis (la relativa a la producción necesaria para llegar al punto de equilibrio) se deberá contrastar con la capacidad instalada real de producción. 

2. Capacidad de Producción:
Este cálculo varía según el modo de producción de ingresos: 
1. Venta de Productos: Es el más sencillo, ya que basta calcular la producción dividiendo el margen entre los gastos o el costo del producto comprando sumándole el margen esperado. Sin embargo, la limitación real se dará cuando toque calcular la cantidad de productos por hora o día a facturar, para saber si se cuenta con el número de «cajas operadoras» o espacio necesario para tener la mercancía necesaria. 


2. Servicios Profesionales: En este caso, el punto máximo es la cantidad de profesionales que se tengan, dividiendo el número de hora que pueden facturarse con dicho número. Esto varía si el profesional puede atender al mismo tiempo a varios clientes o solo uno por tiempo determinado. 
3. Espacios rentables: En este punto es alquiler o servicios que dependen de un espacio, ejemplo: restaurante se calcula por las sillas disponibles, número de empleados en cocina, entre otros factores. Academias se calculan por aulas y pupitres disponibles al igual que por número de docentes necesario en el aula. Todo esto con un horario máximo, para calcular el ingreso máximo o el denominado: Techo de Cristal de Ingresos. 


3. Beneficios: 
Una vez determinado el punto de equilibrio y la capacidad de producción, se debe operar con un porcentaje de ingresos promedios esperados, para poder determinar una aproximación a un beneficio, el cual es el margen resultante de los ingresos menos los egresos siempre y cuando supere el punto de equilibrio. 


Acá dependerá del restante sobre Capacidad de Producción, si para llegar al punto de equilibrio se debe emplear el 80% de la capacidad de producción, el beneficio hipotético no podrá exceder nunca del 20% restante, salvo que se invierta para mejorar este punto. 
Solo nos faltan dos conceptos básicos para calcular y emprender: el Capital de Trabajo (incluido dentro del Capital Inicial) y el ROI.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *