Uncategorized

Los 6 errores que cometemos al abrir un blog

tiendas / November 26, 2017

Ser blogger en esencia es fácil: abres un blog y escribes, y escribes, y lees otros blogs, comentas en ellos y sigues escribiendo. Pero el buen blogger consigue visitantes, suscriptores y quizá un escalón más arriba, vive o gana dinero con su blog.

La tarea de conseguir visitantes es complicada, pero en la tarea, cometemos muchos errores, yo considero seis los principales, y te explico porqué… y al final, cuál creo que es la mejor manera de conseguirlos.

¿Qué encontrarás aquí?

#1 Obsesionarse con el SEO

A ciencia cierta, y aunque muchos digamos que sabemos cómo Google clasifica los resultados, la verdad es que nadie sabe exactamente qué factores se toman en cuenta para dicha clasificación.

Si estás comenzando con tu blog, el SEO es una pérdida de tiempo. Lo mejor es centrarse en ser referenciado y enlazado por blogs, a ser posible, buenos blogs y ser activo. Lo demás, a su debido tiempo.

#2 Pensar que todo es contenido valioso

Es muy sencillo: si piensas que por crear el mejor contenido del mundo, y que por ello Google te premiará apareciendo en la portada de resultados, estás muy equivocado.

Imagina que estás en el Santiago Bernabéu, o en el Estadio Azteca, viendo un Madrid-Barça, y le susurras a tu mejor amigo el secreto del universo, el origen de la vida y la verdad concebida en cada una de las personas. ¿Te escuchará?

Es clave un buen contenido, pero es muy simplista pensar que con ésto triunfarás.

#3 No saber elegir qué historias contar

A las personas nos encantan las historias: leemos novelas, vemos películas, serie, escuchamos canciones que narran historias, y no sólo hoy, sino desde siempre… en los blogs nos pasa igual, nos encanta leer historias de personas.

Pero no todas valen, decían en Twitter que sólo deberíamos compartir una historia si implica experiencias cercanas a la muerte, que rallen en lo sobrenatural, el éxito de alguien. Si no es ninguna de ellas, no compartas esa historia, no vale la pena.

Elije bien la historia, y cuida al máximo cómo la contarás.

#4 Esperar a tener el diseño perfecto

Un error que he cometido muchas veces y que he visto cometer a muchos es esperar al diseño perfecto para lanzar el blog sin daros cuenta, que en la mayoría de los casos, los lectores no reparan en el diseño, sino en lo que encuentran, lo fácil que se lee y navega en él.

No esperes al diseño de tu blog, lanza ya tu blog y luego te preocupas del diseño.

#5 No elegir una red social

Nos dicen que debemos estar en Google+, Twitter, Facebook, Pinterest… porque de ahí viene mucho tráfico, y de hecho, los “blogstars”, con miles de seguidores, obtienen mucho tráfico y actividad desde su actividad en ellas. Lanzan un artículo y ellos solos son propagados por Twitter y demás redes sociales.

Pero cómo hacer si eres nuevo, y sólo te siguen tu novi@ y tus amig@s… Tienes trabajo, tardas al menos 3 o 4 horas en cada artículo, planeas escribor 3 veces por semana y a eso, debes añadir el manejo de tres redes sociales, que absorben muchísimo tiempo.

¿Debes invertir todo ese tiempo y trabajo? No.

Creo que lo mejor es elegir una, la mejor en base a tu temática, y dedicarte totalmente a ella, y una vez tengas ya al menos una comunidad de 1000 personas, piensa en ir a otra más.

#6 Ser paciente

Nos venden la idea de que poco a poco se obtienen las visitas, y que es normal tener muy pocas en los primeros meses, y que todo es como un efecto de bola de nieve. Mentira.

No digo que nos volvamos hiper mega leídos, pero normalmente, los blogs con éxito crecen rápido. Si en tres o cuatro meses no ves que tu blog crezca considerablemente, cambia de estrategia— o de blog. 

¿Entonces, qué funciona?

Antes que nada, no digo que un buen contenido, un buen SEO, un buen diseño, una excelente actividad social no te ayuden, al contrario, es esencial en el camino al éxito en el mundo de internet… pero no lo es todo.

Muchos blogs, y quizá incluyendo éste, pecamos de ser más que un sitio de soluciones, en un aparador de expertos: decimos lo que sabemos, lo que queremos decir, pero no necesariamente lo que los lectores necesitan leer de nosotros. No aportamos soluciones, decimos a todos que debemos aplicar el SEO, pero no decimos cómo, de manera sencilla…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *