General

Cómo Sobrevivir A La Odisea de Emprender

tiendas / September 19, 2018


Emprender es un acto heroico, que necesita de un fuerte motivo y de mucho valor. Normalmente el emprendedor inicia su odisea no para solo sobrevivir, sino en busca de una mejor calidad de vida. Esa conquista requiere sacrificios. Como cuando Ulises (Odiseo) inició su periplo, renunciando a su comodidad y dejando a su familia. Pero la esperanza de volver con el sabor de la victoria junto a su amada esposa y querido hijo le mantiene en el camino de regreso a Ítaca. Es la chispa que mantiene viva la llama del sueño. Tener un sueño claro, una visión fuerte de tu futuro te guía en los momentos difíciles, en las noches oscuras, en las turbulencias del camino… Sin el sueño no hay combustible, y no hay héroe.

La odisea de emprender tiene muchas etapas, y como en la obra de Homero, el viaje es duro y arduo, pero la recompensa final merece la pena todo el esfuerzo y sacrificio. El verdadero riesgo empresarial es iniciar la aventura de emprender sin un plan de acción para el éxito empresarial y sin prepararte para las dificultades a las que tendrás que sobrevivir. Si identificas en qué fase del viaje está tu proyecto o negocio, podrás saber cuáles son los desafíos a los que te vas a enfrentar. Estas son los 5 principales desafíos que tendrás que superar para sobrevivir a la odisea de emprender.



5 Desafíos del Emprendedor

1. Emprender la odisea

Es el momento de los preparativos, de la ilusión por las hazañas que esperan ser vividas. El amargor del sacrificio, de todo lo que queda atrás, es camuflado por el dulzor de la futura victoria. El emprendedor que inicia su odisea espera triunfar empresarialmente. Es el sueño, la visión del futuro deseado, lo que le moviliza y le da fuerzas para emprender el periplo. Es el motivo lo que hace al héroe.

2. Los cantos de sirena

La ilusión inicial y la ingenuidad de la inexperiencia, nos llena la cabeza de fantasías y falsas expectativas. Éstas en realidad son solo trampas que te atraen y te distraen de tus metas. Podría ser una colaboración u asociación que no resulta como esperabas, o la promesa de un nuevo camino aparentemente más rápido y sencillo hacia el éxito empresarial. Es todo aquello que te embriaga y se interpone en tu camino haciéndote perder el tiempo y desviándote de tu objetivo.

3. Las batallas con los cíclopes

Esta es la parte más ardua. Es cuando aparecen los miedos del emprendedor, cuando las dudas se vuelven tan grandes que te devoran. La única manera de vencer a esos monstruos internos es enfrentarse a ellos. No puedes huir de ellos porque aparecen por todas partes y te esclavizan. La mejor arma para combatirlos es mantener el sueño vivo y la creencia en tu propio poder, en tus fortalezas y talentos. Solo si el sueño es más grande que el miedo y la confianza mayor que las dudas, podrás salir victorioso de esta guerra interna de tus limitaciones y sobrevivir a la odisea de emprender.

4. Las tempestades

Son las amenazas externas, las crisis, las variables que no conocías y que hacen que tu negocio se tambaleé. Los vientos huracanados pueden provocar que tu empresa se hunda, aun cuando parecía que estaba todo controlado. Solo podrás navegar en esta agua turbulentas si conoces bien tu sector y a tu equipo de trabajo. Es en estos momentos difíciles cuando se fragua el líder que hay en ti. Un buen líder contagia la visión y mantiene unido y motivado al equipo.

5. La conquista del mercado

Cuando ya has superado todas las dificultades y estás cerca del éxito de tu proyecto empresarial, queda aún la batalla más compleja, posicionarte. Descubres que hay muchos competidores queriendo conquistar tu mismo nicho de mercado, lo que amenaza seriamente tu sueño. No subestimes a tus competidores y conócelos, pues junto al conocimiento de tu cliente es clave para asegurarte la victoria final y lograr conquistar tus metas empresariales.



Toda esta odisea del emprendedor es un proceso que te pule y te entrena como empresario y líder. Solo los que perseveran y se mantienen enfocados en su meta alcanzarán la gloria. Contar con la ayuda de un coach empresarial en esta travesía puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *