General

Cómo Distinguir Autoempleo de Emprender

tiendas / September 13, 2018


Emprender es hoy la salida profesional que muchas personas se plantean para mejorar su situación económica. Sin embargo, hace falta algo más que tomar la decisión de montar un negocio propio para tener éxito. Es necesario además tener el conocimiento necesario para hacerlo funcionar. Es fácil confundir la idea de emprender con la de autoemplearse, y aunque a priori pareciera lo mismo, existen grandes diferencias.

Es cierto que, si quieres emprender, al principio tendrás que dedicar el cien por cien de tu tiempo a producir resultados económicos, más si a futuro no das el salto y creas un sistema de trabajo que te permita delegar responsabilidades, te quedarás como autoempleado de tu propio negocio. Y no digo que esa sea una mala opción. Si amas tu trabajo y te da los frutos que deseas, posiblemente ese camino sea muy provechoso para ti.

Hay ciertas cuestiones que diferencian el hecho de emprender con la opción del autoempleo, y es importante conocerlas para poder elegir la que más te convenga, según tus intereses e inquietudes. Algunos de estos detalles son sutiles al principio, pero con el tiempo son los que marcan la gran diferencia. A continuación voy a mencionar cuáles son a mi entender las diferencias más significativas:



  1. Un autoempleo te ofrece un salario a cambio de tu trabajo. Un negocio te ofrece una rentabilidad económica a cambio de una inversión. En ocasiones el autoempleado ha de invertir en crear su propio puesto de trabajo, y confunde rentabilidad económica con productividad profesional. ¿Cómo puede un autoempleado aumentar sus ingresos? O trabajando más horas o elevando sus honorarios.
  2. Un autoempleo requiere de unos conocimientos técnicos, normalmente adquiridos a través de una formación, bien práctica o bien teórica, pero orientada a desempeñar una labor productiva, es decir, a cambiar tiempo por dinero. Un negocio requiere de unos conocimientos específicos sobre cómo funciona el juego del dinero para rentabilizar la inversión realizada. ¿Sabes por qué fracasan la mayoría de las empresas en los 3 primeros años de vida? Precisamente por la falta de inteligencia financiera de los emprendedores.
  3. Un autoempleo es algo mecánico, pues consiste en realizar una tarea de forma continúa. Un negocio es una actividad creativa, requiere de nuevas ideas constantemente para adaptarse a los cambios y para ofrecer soluciones a los retos. ¿Cuánto tiempo puede dedicar un autoempleado a la creatividad si todo su tiempo ha de destinarlo a producir? Bastante poco.
  4. El autoempleado se concentra en el día a día del negocio, es decir, en lo urgente; mientras que el emprendedor se enfoca en el medio y largo plazo, ósea en lo importante. El primero reacciona. El segundo planifica. ¿En qué se diferencia una actitud de otra? En cómo invierten su tiempo.
  5. El autoempleado trabaja para que su negocio funcione, su puesto es imprescindible, lo que le esclaviza. El emprendedor crea un sistema para que el negocio funcione sin él, su éxito se basa en ser prescindible y en tener libertad. ¿De qué otra forma podría decidir qué hacer con su tiempo? Solo generando ingresos pasivos.
  6. El autoempleado puede contratar otros empleados, aunque para realizar tareas complementarias a las suyas, nunca para suplir su puesto. Un emprendedor contrata gente mejor preparada que él para desempeñar los puestos de máxima responsabilidad. ¿Qué pasaría si el autoempleado dejara de trabajar en su negocio? Seguramente éste se hundiría.
  7. El autoempleado considera que su formación está acabada, y si se forma es en su área específica. El emprendedor se forma continuamente en áreas diversas, está atento a las nuevas tendencias y busca asesoramiento con personas de éxito. ¿De quién es mejor aprender? Por supuesto, de quien tiene los resultados que tú buscas.

Todas estas diferencias pueden parecer sutiles. Sin embargo, tenerlas en cuenta es clave a la hora de iniciar una actividad profesional por cuenta propia. La educación que hemos recibido nos ha preparado para tener un empleo, mejor ajeno que propio. Si lo que buscas es algo más que un puesto de trabajo para mejorar tu vida.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *